Saludo del Director

Don José Antonio Perdigones Bautista

 

Bienvenidos a Salesianos Córdoba. Una institución educativa presente en Córdoba desde el año 1901. Te invitamos a conocernos más a fondo, visitando nuestra web.

La Escuela Salesiana es Escuela Católica. La Iglesia Católica, en permanente actitud de discernimiento para responder a los interrogantes y desafíos de cada generación, se esfuerza por descubrir y estudiar los signos de los tiempos e interpretarlos a la luz del Evangelio. Asume su compromiso en el ámbito de la educación porque quiere cooperar con la sociedad al desarrollo integral de las personas desde el mensaje y los valores del Evangelio. La presencia de la Iglesia en el ámbito escolar se manifiesta de un modo especial en la Escuela Católica, que persigue, no en menor grado que otras escuelas, los fines culturales y la formación integral de la juventud.

Don Bosco, nuestro fundador, con su Sistema Preventivo, realizó una aportación original a la acción educativa entre los jóvenes; y nosotros, en continuidad con sus intuiciones educativas, afirmamos que “este sistema se basa plenamente en la razón, en la religión y en el amor”.

Nuestra acción educativa trata de insertarse en el entorno geográfico, social, cultural, político y eclesial particular, para dar una respuesta adecuada a las necesidades de promoción integral de niños, adolescentes y jóvenes, que son la razón de nuestra escuela.

La realización del Proyecto Educativo-Pastoral Salesiano exige la convergencia de intenciones y de convicciones por parte de todos. Por eso, orientamos todos nuestros esfuerzos para formar una Comunidad Educativo Pastoral, que sea a la vez sujeto y ambiente de educación y evangelización. Más que una estructura, la comunidad educativo-pastoral es una experiencia de vida. Por ello, sin olvidar la organización, se debe cuidar sobre todo su vitalidad.

Salesianos Córdoba es mucho más que un colegio; es una Casa. Tres grandes ambientes dan vida a esta gran realidad: Escuela, Oratorio-Centro Juvenil, y Plataforma Sociales; además del Santuario María Auxiliadora. Y una gran Familia Salesiana, que vive y da continuidad al carisma. La Familia Salesiana de Don Bosco es una comunidad carismática y espiritual formada por diferentes Grupos, instituidos y reconocidos oficialmente, unidos por relaciones de parentesco espiritual y de afinidad apostólica.

Cada año hay un lema que enmarca la acción educativo-pastoral de la Inspectoría María Auxiliadora, y por lo tanto, de nuestra Casa.

En la presentación del lema, a nivel inspectorial, se nos dice: “La campaña pastoral de este año tiene por lema ¡Abrimos caminos!y los tres núcleos pastorales que desarrollará transversalmente a lo largo del curso 2022-2023 serán estos: abrimos caminos para crecer como personas y creyentes, para fortalecer nuestras comunidades desde la vivencia de la fe y la fraternidad, y para encontrarnos con Jesús y anunciarlo.”

Continúa la reflexión diciendo: “Si nuestra historia no ha generado “apasionados por la vida” tendremos que repensarla. Vivir sin pasión es estar ausentes, soñar sin protagonistas, ignorar que a la noche le sigue el día… En el camino nacen las pasiones y los apasionados por la vida. Por eso este curso, “ABRIMOS CAMINOS”, vamos a hacernos expertos en los caminos de la vida. Abrimos caminos para crecer como personas, para fortalecer nuestras comunidades y para encontrarnos con el Dios de todos los caminos”.

Animo a todos los grupos de esta preciosa Casa de Córdoba, a ponernos en camino. Pero no de cualquier manera, sino con aquellas actitudes que nos ayuden a crecer como personas y como cristianos. El servicio, la generosidad, la disponibilidad, la unidad, el perdón, la misericordia, la solidaridad, la fe, la devoción…. Serán elementos que no pueden faltar en la mochila que portaremos durante el camino, durante este nuevo curso.

Le pedimos al Señor y a su bendita Madre Auxiliadora, que nos ayuden a hacer realidad todos los proyectos, sintiéndonos una gran familia, de la mano de nuestro querido padre Don Bosco.

El curso 2022-2023 nos llama a descubrir nuestra realidad de caminantes, de peregrinos. ABRIMOS CAMINOS, porque vivimos, porque la vida, en todas sus dimensiones, es un camino. ¡Siempre en camino!

José Antonio Perdigones Bautista
Director de la Obra Salesiana de Córdoba